¿Por qué Lineadicciones?

Según la American Society of Addiction Medicine (ASAM), asociación de referencia en el tratamiento de las adicciones, la adicción es una enfermedad médica crónica tratable que involucra interacciones complejas entre los circuitos cerebrales, la genética, el medio ambiente y las experiencias de vida de un individuo. Las personas con adicción consumen sustancias o adoptan comportamientos que se vuelven compulsivos y, a menudo, continúan a pesar de las consecuencias dañinas. 

Esta asociación también señala que “Los esfuerzos de prevención y los enfoques de tratamiento para la adicción son generalmente tan exitosos como los de otras enfermedades crónicas.”.

La relación de las personas con las sustancias o comportamientos adictivos presenta distintos niveles:

Experimentación: la persona se anima a probar una droga o a realizar un comportamiento adictivo guiada por la curiosidad o por un sentimiento de necesidad a causa de distintos factores emocionales y mentales, pudiendo continuar posteriormente con el consumo o interrumpirlo. 

Uso: El consumo o comportamiento adictivo se realizan baja frecuencia. La persona busca únicamente un cambio de sensaciones o eludir emociones generadas por distintas situaciones. Habitualmente se consume en fines de semana o en momentos casuales. No existe deterioro social, familiar ni laboral y no se presentan episodios de intoxicación. A pesar de ello, si el uso se alarga en el tiempo y el consumo es frecuente, las sustancias pueden llegar a generar progresivamente dependencia física o psíquica y es fácil caer en el abuso.

Abuso: el comportamiento adictivo o el uso de drogas se lleva a cabo de formar regular casi todas las semanas y hay episodios de intoxicación. Un buen ejemplo es el caso de aquellas personas que ingieren excesivo alcohol los fines de semana y presentan resacas y lagunas mentales. En esta situación, la droga va dirigiendo progresivamente la vida y se produce deterioro social, familiar, académico y laboral. El estado de ánimo es cambiante, presentando una vida normal y otra vida adictiva y generalmente desconocida por la familia.

Dependencia: en este punto la relación con amigos y familiares se rompe y aumentan las dificultades académicas y laborales. La búsqueda de la droga se realiza de forma compulsiva y es difícil mantener la abstinencia. El estado de ánimo varia y para a depender del ciclo consumo/abstinencia. Hay compromiso orgánico y se presentan conductas de riesgo como uso de drogas intravenosas, combinación de varias drogas, promiscuidad sexual, conducción temeraria.

Para poder hablar de dependencia física y psicológica las personas debe presentar tres o más de los siguientes criterios:

Fuerte necesidad o deseo de consumir la sustancia o realizar el comportamiento adictivo.

Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales.

Dificultades para controlar su consumo o comportamiento.

Síndrome de abstinencia al reducir o interrumpir el consumo o comportamiento adictivo.

Tolerancia, necesidad de aumentar la dosis o frecuencia del comportamiento adictivo de forma progresiva para conseguir los mismos resultados o efectos.

Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo de la sustancia, dedicando cada vez más tiempo a actividades relacionadas con la obtención de la sustancia.

Desde Lineadicciones entendemos la adicción como una enfermedad crónica progresiva y mortal que lleva a un deterioro tanto físico como mental y por supuesto espiritual, haciendo perder al afectado la voluntad de sus actos y convirtiendo su vida y la de los que están cerca en un auténtico infierno. No hay cura conocida aunque confirmamos que se puede detener y tener una vida plena y digna.

Lineadicciones.org | 2022